Visitas desde la apertura

viernes, 7 de junio de 2013

Las abuelas ciegas


 

Llegan como tormenta de verano. Se arremolinan en torno a nosotros, nos aturden con sus gritos, nos empujan, desbarajustan y arrancan y desgarran todo a su paso hasta que se salen con la suya. Las abuelas, ciegas en su mundo, no respetan ni la más elemental cola del súper.

Follow by Email