Visitas desde la apertura

viernes, 8 de julio de 2011

Ranas (Fer, esta vez, la culpa es tuya...)

Cuando éramos críos cultivábamos ranas en las acequias y los brazales y la balsa del campo. Las plantábamos, renacuajas ellas, con mimo y esmero. Les cazábamos moscas y
libélulas para que se alimentaran y crecieran grandes y verdes. Y cuando perdían la cola y su semblante pasaba a ser serio y adusto, las metíamos en bolsas de plástico y las abandonábamos en medio de los soleados bancales para que no molestaran nuestro ligero sueño de verano.

Cuando éramos críos.

Follow by Email